Historia del toro de cuerda

La tradición del toro de cuerda hunde sus raíces en el tiempo y es inveterada la costumbre de correr toros en Carcabuey aunque se carece de las fuentes documentales para fechar su inicio histórico, sabemos que se ha practicado desde siempre y que ha estado unida a las celebraciones más populares. En este sentido sabemos que desde principios de la Edad Moderna fue habitual que en las fiestas más importantes se corrieran toros en esta comarca. Los testimonios más antiguos se remontan a principios del siglo XVI.

La inexistencia de una plaza de toros en la localidad no debió ser un obstáculo para la celebración de espectáculos taurinos ya que la disposición de las calles de Carcabuey facilita su cerramiento y hace posible el festejo. Con tablas y vigas que se ataban con cuerdas se construía la improvisada plaza que servía perfectamente para gusto a la gran afición que hay por esta fiesta en el pueblo.

En un ambiente tan taurino no extraña la afición por los toros de su población ni tampoco la existencia de algunos buenos aficionados y toreros que sin alcanzar renombre tuvieron, sin embargo, un gran prestigio local y comarcal.

La tradición del toro está vinculada con las celebraciones de tipo religioso en honor de la Virgen de la Aurora y de la Virgen del Castillo, a pesar de los impedimentos legales que las administraciones han impuesto a estos festejos, nada ha podido con su arraigo popular.

Carcabuey ha mantenido una tradición que hoy constituye uno de sus rasgos populares más significados.

Con el afán de conservar tan arraiga tradición, se creó la Asociación del Toro de Cuerda de Carcabuey en abril de 2006, desde entonces se ha trabajado en pro de la difusión del toro de cuerda, dicha asociación cuenta en la actualidad con 140 socios y con un pueblo volcado.

Para realzar el festejo y adaptándose a la normativa vigente, las sueltas se realizan en un recorrido dentro del casco urbano de aproximadamente 750 metros, en las que se distinguen dos partes, una con un vallado en su perímetro ocupando la calle principal del municipio de unos 200 metros para el disfrute sin peligro de los visitantes, y una segunda zona que discurre por varias calles en las que los corredores tienen a su disposición rejas y balcones para la huida en los momentos de mayor peligro, convirtiéndose este circuito en un lugar idóneo para el disfrute tanto de corredores y como de espectadores.

En los últimos 10 años, y tras la creación de la Federación Española del Toro de Cuerda, cuyas bases se firmaron en Carcabuey en septiembre de 2007 durante la celebración del IV Congreso Nacional del Toro de Cuerda, este festejo ha ido en aumento, tanto por el número de visitantes, como su difusión a nivel nacional.

La participación y la organización de dicho congreso supuso un antes y un después para Asociación como entidad y para el pueblo de Carcabuey en general.

Desde dicho congreso la Asociación ha estado presente en todos los congresos nacionales que se han ido celebrando por distintos municipios de la geografía española, y de localidades como Amposta ( Tarragona), Arroyo del Ojanco y Beas de Segura ( Jaen), Benavente ( Zamora), Cabreton ( La Rioja), Chiva ( Valencia), Cuenca ( Cuenca), Gaucin ( Málaga), Gestalgar ( Valencia), Grazalema ( Cadiz), La Font de la Figuera ( Valencia), Lodosa ( Navarra), Ohanes ( Almeria), Onteniente ( Valencia), Santa Barbara de Burriana ( Castellon), Sant Carles de la Rapita ( Tarragona), Palazuelo de Vedijar ( Valladolid), Pina de Ebro ( Zaragoza), Teruel ( Teruel), Villaluenga de la Sagra ( Toledo), Villaluenga del Rosario ( Cadiz) y Yuncos ( Toledo)

Gracias al trabajo por mantener esta tradición la asociación fue galardona con el “Cervatillo Taurino” de la provincia de Córdoba, por la proyección del festejo del toro de cuerda y el buen hacer de todo el pueblo de Carcabuey.

También fuimos los organizadores de las I Jornadas sobre festejos taurinos de la provincia de Córdoba, celebradas en febrero de 2014 en Córdoba, con gran afluencia de público y contando con figuras representativas del mundo del toro, entre ellas, el torero, Juan Antonio Ruíz “Espartaco”.
Tuvimos la suerte de ser finalistas en los premios “Puerta de los Califas” en la categoría de difusión de la tauromaquia.

Esta asociación encabezada por su directiva y con el apoyo del pueblo de Carcabuey afronta con gran ilusión la organización del XIV Congreso Nacional del Toro de Cuerda, que se celebrará los días 1,2 y 3 de septiembre de 2017.

Para la asociación y para un pueblo de apenas 3000 habitantes, la realización de todos estos proyectos y como culmen, ser sede de un congreso nacional por segunda vez supone motivo de orgullo y satisfacción por el trabajo y la perseverancia en conservar las tradiciones y dar a conocer nuestro pueblo más allá de nuestra provincia.